sábado, 27 de abril de 2013

La conciencia dormida


El cansancio es la especulación más evidente que hace nuestra mente de esa realidad a la que llamamos vida. Sin el sueño reparador, donde es posible el inconsciente, moriríamos en pocos días. 


Se habla mucho de nuestra productividad mientras somos conscientes, y olvidamos, muy a menudo, que dependemos tanto del sueño, de esta inactividad tan vital que nos sugiere, nos recarga, nos "despierta" o nos ilusiona. 


martes, 9 de abril de 2013

¡Hasta siempre, Sr. Sampedro!

Anteayer murió un hombre que dejó huella y, que sin duda, será recordado durante mucho tiempo.
¡Hasta siempre, José Luis Sampedro!

Recomiendo ver el vídeo (al menos dos veces). No tiene desperdicio.


domingo, 7 de abril de 2013

De la riqueza





La riqueza de la vida no se mide por cuanto tengamos, 
por cuanto sepamos o por cuanta notoriedad social consigamos;
el valor de nuestra vida nos la da 
cuantas personas nos aman y cuantas nos amarán.

Haced que os amen más,
incluso aquellos que jamás os conocerán.

ibso

 Fotografía tomada prestada del blog "Galería fotográfica Cristina Faleroni".
Autor: Dana Oreshkova

jueves, 4 de abril de 2013

Las memorias de Sera Tna


Aquel mar ardiente, que aún perdura en mis pesadillas; aquella última ciudad superviviente, único puerto de salida para el abismo que parecía flotar en ese tránsito, casi imperceptible para muchos, hacia la morada de los dioses.

Hemos vagado durante demasiado tiempo en esta oscuridad ingrávida, anhelando un nuevo hogar libre de esos malditos ctónicianos, que ya apenas recuerdo la tierra que me vio nacer.

Allí quedaron mi esposo y mi única hija; no existe una vida lo suficientemente larga para describir en palabras el dolor de su pérdida, acaecida de una forma tan atroz, tan brutal y sin sentido. Sólo nuestro nieto, su único hijo, Shukiro, derrama un poco de vida sobre este páramo yermo en el que, desde aquel aciago día, se convirtió mi corazón. 

Es el año 4.960 del calendario antiguo. Mi nombre es Sera Tna, comandante en Jefe de la flota estelar de los Agir, y esta es mi historia... (continuará)