Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2016

Las palabras olvidadas

Imagen
Anoche mi hija, de 8 años, me llamó cuando estaba terminando su baño para hacerme una pregunta que "¡se le acababa de ocurrir!"
—¡Oye, papi! Si a una persona que se le ha olvidado alguna palabra, otra la intenta ayudar diciéndole palabras diferentes, ¿cómo sabe la primera persona que ninguna de las palabras es correcta si se le había olvidado "su palabra"?
¡Me dejó en "treinta y tres"!
—Supongo —dije para salir del paso—, que el cerebro relaciona las palabras con imágenes o con otras palabras. Quizás recuerde vagamente cómo sonaba o por la sílaba que empezaba o terminaba... ¿No se?
No creo que se quedara muy convencida con mi respuesta. Ibso Os dejo un video



La tienda de las palabras olvidadas

Reto literario

Imagen
Las semillas del corazón

La señora Dorotea —doña Tea como la llamaban sus vecinos— vivía en una ruinosa cabaña a las afueras del pueblo fronterizo mal nombrado Pejiguera, al norte, en una de las zonas más áridas y sedientas del país. Su difunto esposo, esforzado labrador y curandero de afición, la había dejado hacía unos años con el corazón colmado y un precario sustento.
Cuentan que al poco tiempo del deceso, doña Tea obró su primer prodigio: cultivar en aquel páramo desierto el más primoroso de los jardines.
Sus vecinos, admirados con tal variedad de flores, con la embriagadora fragancia que impregnaba el aire, con el colorido y la belleza de aquellas delicadas plantas, comentaban que solo unas manos milagrosas podían haberlas hecho florecer.
El boca a boca extendió con rapidez la noticia de aquella maravilla, y pronto comenzaron a llegar gentes de todo el país a la pequeña aldea, ávidas de admirar aquel oasis y conocer a tan sublime jardinera.
Y ocurrió que una noche, cuando todos dormí…

Dueños o esclavos (reedición)

Imagen
Dos frases:

"Mi felicidad consiste en que sé apreciar lo que tengo y no deseo con exceso lo que no tengo"
Leon Tolstoi (1828-1910) Escritor ruso.

"Carecer de algunas de las cosas que uno desea es condición indispensable de la felicidad"
Bertrand Russell (1872-1970) Filósofo, matemático y escritor inglés.

Tengo la suerte de recordar gran parte de mi infancia, acontecimientos sucedidos incluso antes de los cinco años de edad. Mis padres se casaron con muy pocos recursos económicos y tuvieron que vivir con mi abuela paterna durante seis años hasta que pudieron hacerse su casita.

En esos años tuvieron a cuatro de sus cinco hijos. Fueron tiempos difíciles, de carencias y de mucho trabajo, aunque yo los recuerdo como una de las épocas más felices de mi vida. Mi madre, cuando podía, compraba un cuadernillo, de esos finitos que venían antes, con dos grapas para sujetar una docena de cuartillas con rallas celestes; la cortaba por la mitad y nos daba una a cada uno para que nos e…